Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu
Lindo avance y gran expectativa

Lindo avance y gran expectativa

Luego de su primer contac...

2007: Tres tucumanos en Chile

2007: Tres tucumanos en Chile

En noviembre de 2007, Tuc...

Siente que puede dar pelea

Siente que puede dar pelea

Los puestos 19 y 20 en lo...

Un fuera de camino en el cerro

Un fuera de camino en el cerro

Fecha 7 de Campeonato Arg...

Los Daz quieren correr

Los Daz quieren correr

El sábado 3 de octubre te...

La primera vez de El Timbó

La primera vez de El Timbó

Una vez consumada la inau...

Escuela para andar en moto

Escuela para andar en moto

Cuando uno compra una mot...

Ya está en San Nicolás

Ya está en San Nicolás

Una carrera contra el tie...

Paraísos que descubre Germán

Paraísos que descubre Germán

El lugar es, según contó ...

El kartódromo, a 17 años

El kartódromo, a 17 años

Los 17 años que cumplió e...

Prev Next

"Con variantes, y dificultades"

(#) POR RICARDO NEME. Pasó la primera parte del Rally Dakar en Arabia Saudita, y también el día de descanso. La presente es una carrera un poco más corta con respecto a ediciones anteriores. De 14-15 días como los que tuvimos en Sudamérica pasamos a esta prueba de 12 días. Pero está saliendo un lindo desafío. El Dakar siempre propone variantes, pero con dificultades. Basta con citar los números: largaron 294 pilotos, hay 36 reenganchados y 48 quedaron afuera.

El día de descanso es algo que todo piloto anhela, porque es cuando uno puede relajarse y recuperar un poco el físico, que viene muy golpeado. Además, permite comer bien, repasar algunos puntos, comunicarse con los familiares. Y también se puede dormir, algo que los pilotos de atrás no logramos hacer mucho durante la carrera. Para los equipos, sirve para poner de nuevo a punto las máquinas. Sirve también para, en lo personal, poder hacer algo de promoción, hablar con la prensa, hacer sociales. La contra es que uno se enfría, pierde algo de ritmo, y arrancar de nuevo siempre cuesta un poco.

La primera parte de la carrera fue bastante veloz. Mucha pista, casi sin dunas, aunque sí con arena. Recién en la etapa 6 empezaron las dunas. Los participantes pasaron por mucho camino con piedras. Justamente por esto todo el desarrollo se hizo más rápido. Y así también aparecieron los golpes, como los de Sam Sunderland y Adrien Van Beveren, que se pegaron fuerte. A propósito, fue una pena lo que le pasó a Kevin Benavides por la rotura del motor de su Honda; el salteño venía con muchas posibilidades, haciendo una carrera inteligente.

En estos primeros días de competencia se vio mucha rotura de neumáticos debido a las piedras, sobre todo a las escondidas en la arena, en el polvo. También se notó mucha complejidad en la navegación. Evidentemente David Castera le incorporó ese condimento que quizás le estaba faltando al Dakar en las últimas ediciones. Esto complicó bastante a los pilotos y, por extensión, también emparejó las cosas. Al margen, debido a los reclamos y a situaciones que se venían viviendo, comenzaron con los controles de los roadbooks. De hecho, se entregan minutos antes de la largada de cada etapa, no como antes que se entregaban la noche previa. Eso eliminó la diferencia que hacían sobre todo los equipos de punta, con los “mapman”, quienes prácticamente les entregaban un dibujo del terreno como si fuese prácticamente un rally y dándole incluso la posibilidad de acortar entre waypoints. Además, las tripulaciones llevan ahora cámaras adentro de los autos, que los van controlando para que no haya nada raro. Hasta los celulares pasan por el control. Es decir, se buscó eliminar la trampa, lo cual creo que en definitiva favorece a todos. Los pilotos se manifestaron contentos con las medidas.

Estuve charlando con algunos pilotos amigos que viajaron y me contaron cómo vieron el viernes el comienzo del tránsito por las grandes dunas. Me las describieron como muy parecidas a las de Perú, pero con caídas más abruptas y largas, con lo cual había que tener cuidado, fundamentalmente para no tumbarse.

Otro componente es que el clima es más frío. En Arabia Saudita están en invierno, por lo tanto, no hace tanto calor en la arena, con lo cual no sufren tanto las tripulaciones ni los vehículos.

Las dunas del viernes fueron el comienzo de lo que se viene a partir de la etapa 7. Hasta la 9 serán un poco más tranquilas, mientras que la 10 y la 11 contarán con formaciones de arena muy grandes, en las que cada corredor tendrá que tener mucho cuidado. La navegación también será difícil. La expectativa es alta, muchas cosas aún van a suceder en esta primera experiencia saudí del Dakar.

(#) Participante del Dakar 2018

 

volver arriba

Webs amigas

MotorPlus

Comercial

Secciones

Contáctenos